miércoles, 25 de mayo de 2022

 SÍNDROME DE LAS PIERNAS INQUIETAS, ¿DE QUÉ SE TRATA?

El Síndrome de las piernas inquietas, es un trastorno neurológico conocido también como la enfermedad de Willis-Ekbom, la cual puede generar incomodidad y desesperación por mover las extremidades inferiores. Este tiene como principal característica el movimiento de las piernas y los pies, principalmente en las noches y en estados de reposo. Las causas de esta patología pueden relacionarse con factores genéticos.

Dentro de sus causas, a veces también se encuentran las alteraciones en el metabolismo del hierro y los niveles bajos de ferritina, la proteína que posibilita el transporte de oxígeno en la sangre. De acuerdo con Leonardo Palacios, médico neurólogo adscrito a Colsanitas, este trastorno puede afectar hasta un 10% de la población mundial, pero es más frecuente en personas mayores de 60 años y lo sufren más las mujeres que los hombres.

Asimismo, el síndrome de piernas inquietas podría tener relación con la intolerancia al gluten, por lo que se debe revisar este tema y restringir alimentos con harina de trigo y derivados, en caso de ser necesario. Otra de sus causas se asocia con alteraciones en la producción de dopamina y la pérdida de líquido cefalorraquídeo.

Con ayuda del doctor Palacios, a continuación, se explican las principales características de este síndrome.

1.       ¿Cuáles son sus síntomas? Los síntomas de este síndrome pueden ser leves en muchos casos y pasar desapercibidos. Sin embargo, también existen casos en los que pueden ser desesperantes y molestos. Algunas señales de alerta son: el deseo constante e intenso de rascarse las piernas, sensación de ardor y calor en las piernas, deseo de caminar o frotar los pies contra alguna superficie o simplemente la necesidad de mover las piernas mientras se experimenta alguna sensación incómoda.

2.       ¿El síndrome de piernas inquietas se asocia con la ansiedad? Generalmente, no. Los síntomas de una persona con ansiedad pueden variar según cada caso. Para el síndrome de piernas inquietas el único síntoma es la incomodidad y el ardor de las piernas y pies.

3.       ¿Cómo se diagnostica? Mediante una polisomnografía con video, que es básicamente un estudio del sueño. En este examen, se registran funciones corporales por medio de electrodos que se conectan en las piernas cuando la persona duerme o está intentando quedarse dormida.

4.       ¿Existe tratamiento? El doctor Palacios menciona que las personas que sufran este trastorno deben consultar al médico para que este brinde las recomendaciones farmacológicas, bien sea para nivelar con suplementos la deficiencia de hierro, o para sugerir medicación con fármacos. Asimismo, se puede intentar evitar alimentos con gluten, hacer ejercicios de estiramiento, caminar de forma regular, dormir adecuadamente y mantener una higiene de sueño adecuada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario